Invocación

Memoria, perdónanos
como nos perdonamos habernos hecho tristes, añadidos a la piel que muda.
Nos hemos hecho tristes por un lugar que no canta, que ahora florezca; por un lugar donde nos hemos buscado las preguntas, que no volvamos sin haber visto.

Como hermanos pequeños del tiempo, déjanos ver lo que es más grande que nosotros, que esta intimidad sea la siembra del bosque.

Y si nos faltásemos: engaña al miedo, engaña al hambre, engaña al frío.

Permítenos oler el día de lluvia en la humareda, evita que la cometa rompa el hilo, no nos dejes parecernos, evítanos repetir sin recordar, no accedas a separarnos antes de tiempo de las cosas, impide que nos dejemos.

Anuncios

Puedes dejar tu aportación.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s